Ventilación en atrios. ¡Naturalmente!

La ventilación en atrios es necesaria para la disipación de calor y para controlar los niveles de dióxido de carbono y de olor corporal, así como para la evacuación y el control de humos. ¿Qué mejor manera que mediante un sistema con el doble propósito de realizar una ventilación diaria del espacio y una evacuación de humos en caso de incendio?

Ventilación Diaria

La cantidad de ventilación requerida se puede calcular a través de las cargas térmicas y de los factores de ocupación.

En términos generales los requisitos para la extracción de humos de incendio son más exigentes, por lo que cuando el objetivo tiene el doble propósito el equipamiento se dimensiona habitualmente para la evacuación de humos.

coltlite ventilacion natural coltEvacuación de Humos

Los sistemas de evacuación de humos pueden incluir diferentes acciones: la extracción de gases de combustión, la disipación de humo y el control de la temperatura.

La estrategia de ventilación en un atrio normalmente forma parte del diseño de la protección contra incendios del edificio, por lo que el ingeniero suele especificar los m2 necesarios  para la evacuación de humos.

Área aerodinámica libre

El valor de m2 que el ingeniero especifica es el área libre aerodinámica (AvCv). El equipamiento debe ser dimensionado en base a los coeficientes aerodinámicos del producto (Cv). Por ejemplo, si se requieren 10 m2 de ventilación y el aireador seleccionado tiene un Cv de 0.5, entonces deben proporcionarse 20 m2 de superficie geométrica para satisfacer esos 10 m2 aerodinámicos. Cualquier elemento adicional instalado en el flujo del aireador (tanto por el interior como por el exterior del edificio) debe tenerse en cuenta mediante la combinación del producto global de sus Cv.

Un sistema de confianza completo

Ya que una cadena es tan fuerte como lo es el eslabón más débil, es importante no pensar simplemente en lograr una alta tasa de superficie aerodinámica (m2). Se necesita que todo el sistema, incluyendo los equipos de extracción de gases, los de aporte de aire, el sistema de control y de accionamiento, cumpla con los estándares que indica la normativa con tal de garantizar un óptimo funcionamiento del sistema.

Elección del equipo

Los aireadores naturales para evacuación de humos se suelen instalar en la cubierta (cerrada o lucernaria) o verticalmente en cotas altas del perímetro del atrio. La entrada de aire puede ser a través de aireadores en las plantas inferiores (cotas bajas del atrio). Algunas consideraciones comunes son:

  1. Todos los aireadores para evacuación deben ser probados y certificados según la norma EN 12101-2.
  2. ¿Cuál es el Cv del aireador?
  3. ¿Cuál es el valor de U del aireador?
  4. ¿Y la permeabilidad al aire del aireador?
  5. ¿Se requiere atenuación acústica en el aireador?
  6. ¿Cuáles son las cargas de viento de diseño?
  7. ¿Y las cargas de nieve de diseño?
  8. ¿Quiere que los aireadores sean de vidrio o de aluminio?
  9. ¿Cómo se controlará el sistema? ¿Eléctrica o neumáticamente?
  10. ¿Quiere un sistema que proporcione ventilación diaria incluso cuando llueva? ¿Cuál es su estanqueidad al agua?
  11. Dado que estos aireadores se utilizarán para la ventilación diaria, podrán estar abriéndose y cerrándose durante todo el día. La mejor opción es utilizar un aireador probado como una unidad completa, ya que hay muchas menos posibilidades de fallo que, por ejemplo, con una ventana y un actuador que han sido sometidos a tests por separado.
  12. Seguridad frente al “trapping”: manos y dedos atrapados (de especial relevancia en los aireadores para la entrada de aire, por su ubicación en cotas accesibles por personas)

Resumen

Satisfacer las prestaciones del sistema frente a las limitaciones de espacio y el precio puede ser un proceso complicado. Por ello recomendamos que se apoye en un especialista en ventilación natural en las etapas tempranas del diseño de un proyecto. Un equipo especialista podrá:

  1. Ayudarle a seleccionar los productos más adecuados para satisfacer todas sus necesidades.
  2. Asistirle en la correcta integración arquitectónica de los productos en el edificio.
  3. Discutir las estrategias de control.
  4. Asegurar que todos los productos cumplen con los estándares requeridos y que pueden trabajar conjuntamente como un sistema. 

Escrito por Juan A. Lozano

Juan A. Lozano

CEO at Colt España S.A.

TwitterLinkedInGoogle+FacebookCompartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *