Archivo de la etiqueta: ventilación natural

100% Colt International

Carta del CEO (Colt España S.A.)

Representa para mí un honor anunciar que el 15 de marzo de 2017 la sociedad Colt España S.A. pasó a ser participada al 100% por Colt International. De esta forma, la firma española se integra al completo dentro de Colt Group, renovando y afianzando su posición de liderazgo en el mercado nacional.

Sigue leyendo

TwitterLinkedInGoogle+FacebookCompartir

¿Está realmente seguro de que su aireador natural es energéticamente eficiente?

aireador natural coltEn comparación con los ventiladores mecánicos, los aireadores naturales no consumen energía cuando están en su posición de funcionamiento, contribuyendo asimismo a ser  respetuosos con el medio ambiente. ¿Pero, cuánta energía se pierde a través del aireador natural por conducción y por las fugas de aire? Si se desea buscar un aireador natural energéticamente eficiente, ¿debemos centrarnos en el valor de U o en las fugas de aire?

La respuesta es que ambos valores son importantes y es necesario considerarlos conjuntamente.

Valor máximo de U y fugas de aire

La normativa estatal  (Tabla 2.3 del CTE DB HE) fija unos valores máximos de U y de permeabilidad al aire para el edificio completo pero no para los elementos individuales que lo forman.

Por tanto, como los aireadores son una parte muy pequeña de la construcción global del edificio, en la mayoría de los casos es aproximadamente un 2% de la superficie de la cubierta, es fácil ignorar las fugas de aire y fijarse únicamente en el valor de U. Evidentemente esto es un gran error.

¿Realmente vamos a ignorar las fugas de aire?

Consideremos un aireador natural de lamas de medidas 1.500 x 2.500 mm:

  • El equipo tiene una superficie geométrica de 3,75 m2 y un área superficial típica de 4,50 m2. Con un valor de U de 3,5 W/m2 K, las pérdidas por conducción serían de 15,75 W/K.
  • Si el aireador tiene una permeabilidad al paso del aire de 10m3/h/m2 a 50Pa, entonces el caudal de fuga será de 45 m3/h. Tomando como densidad típica del aire un valor de 1,2 kg/m3, y una capacidad térmica de 1,21 kW/m3 K, las pérdidas por fugas de aire serán de 15,15 W/K a 50 Pa de diferencia de presión.

Esto significa que bajo estas condiciones, el aireador perderá una cantidad similar de energía tanto por transmisión térmica como por fugas de aire, tal y como puede verse el esquema siguiente en el punto de intersección de las líneas roja y verde.heat_loss_through_a_natural_ventilator1

Además para un mismo valor de U, si el valor de permeabilidad al aire aumenta mucho, las pérdidas de energía por transmisión térmica pueden llegar a ser insignificantes respecto a las pérdidas de energía totales del equipo.

Comprueba el valor de permeabilidad al aire de tu aireador y selecciona equipos realmente eficientes energéticamente

aireadores apollo cubierta coltDel mismo modo que el valor de U, al no existir un límite específico para la permeabilidad al aire de los elementos individuales, se pueden instalar aireadores con unos valores de fugas de aire mucho más elevados que los límites fijados para el propio edificio. Por tanto, para tener equipos eficientes energéticamente debemos seleccionar aireadores con una buena estanqueidad al paso del aire y no sólo fijarnos en  los valores de transmisión térmica.

Por ejemplo, si comparamos el valor de permeabilidad al aire del equipo Apollo frente al valor estándar comentado anteriormente, se pueden reducir las fugas de aire en más del 50%, ya que este equipo tiene una permeabilidad al aire de 4,08 m3/h/m2 a 50 Pa de diferencia de presión.

Existe una gran gama de productos en el mercado con diversas características y es nuestra obligación seleccionar aquellos equipos que sean  lo más respetuosos con nuestro ambiente y con el consumo de nuestros recursos naturales.

Ventilación Natural: La solución para industrias con gran generación de calor

labyrinth nemak-f4ab181dEn la gran mayoría de ocasiones, la ventilación natural es la solución más eficaz y económica para aquellas naves o edificios industriales que albergan procesos que generan una elevada carga térmica en su interior, pues esto conlleva tener un elevado gradiente de temperatura.

A mayor altura de la nave, mayor eficiencia del sistema de ventilación natural y condiciones más idóneas, pues el efecto chimenea que se crea permite un movimiento de aire de manera más fácil entre los puntos de aportación y extracción de aire.

El sistema de ventilación debe garantizar que nunca se sobrepasarán las temperaturas máximas que admite el proceso de producción según las condiciones definidas por el usuario, con el fin de no perjudicar la eficiencia del mismo, así como que se obtienen condiciones de trabajo confortables y agradables para el trabajador.

Ventilación natural vs. Ventilación mecánica

Independientemente de si se trata de un nuevo edificio industrial con previsión de altas ganancias internas de calor o bien de una remodelación de una nave ya existente, el diseñador debe evaluar los pros y contras de la implantación tanto de un sistema de ventilación natural como de uno de ventilación mecánica, respectivamente.

Asimismo, también se deberá buscar una solución que sea rentable económicamente, y en este sentido los costes de funcionamiento de un sistema de ventilación natural son prácticamente insignificantes:

  • Ausencia de consumo de energía.
  • Mantenimiento mínimo.
  • Sistema autorregulable: a mayor temperatura de aire, mayor es el caudal de aire que se mueve así como mayor es la eficiencia del sistema.
  • Posibilidad de enfriamiento nocturno.
  • Mayor vida útil de la instalación.

Sin embargo, existen algunos condicionantes que impiden o dificultan la implantación del sistema de ventilación natural:

  • Naves con altura insuficiente para lograr un buen efecto chimenea.
  • Inexistencia de cargas térmicas que generen un gradiente de temperatura.
  • Insuficiente espacio en cota baja para ubicación de tomas de aire exterior requeridas: los diferenciales de presión no deben ser muy elevados, pues en caso contrario la ventilación natural no funciona de una manera eficaz.
  • Zonas parcial o completamente ubicadas en el interior de un edificio, de modo que no hay acceso directo al exterior y por lo tanto es imposible dotar al sistema de aberturas para ventilación natural.

CFD: elección de la solución adecuada

Un análisis de simulación computacional (CFD) es una excelente herramienta para identificar la mejor solución en términos de ventilación para un proyecto en particular.

El análisis CFD, el cual debe ser llevado a cabo por un experto en uso de herramientas CFD, permite predecir, mediante un modelo de campo previamente definido, los flujos internos de temperaturas y velocidades, monitorizando con el máximo detalle el comportamiento del sistema de ventilación en todos los puntos críticos, ayudando de esta manera a desarrollar la solución de ventilación más eficaz en cada caso.

CFD ventilacion figura 1

Figura 1: distribución de presiones en plano vertical

La Figura 1 muestra la distribución de presiones que se obtiene en un edificio industrial con zonas a diferentes alturas, todas ellas comunicadas entre sí. La simulación CFD permite mostrar que el plano neutro de presiones (neutral line) se encuentra en la parte superior del edificio. En consecuencia, el sistema de extracción de aire sólo será efectivo si éste se instala por encima del citado plano, mientras que la aportación de aire se deberá extender a bajo nivel en todas las zonas.

CFD ventilacion figura 2

Figura 2: flujo de aire previsto en interior del edificio

Asimismo, el análisis CFD de los flujos de circulación de aire y de las velocidades que se alcanzan dentro de la nave permite identificar la mejor ubicación (ver Figura 2) tanto de tomas de aire exterior, como de aireadores para evacuación de aire caliente en cotas altas del edificio.

El control de humos de incendio en Centros Comerciales: 4. Eficiencia energética y Aparcamientos subterráneos

En el último artículo de nuestra serie sobre el Control de Humos de incendio en Centros Comerciales, hablamos de eficiencia energética, aparcamientos subterráneos y exponemos las conclusiones finales de dicha serie.

La eficiencia energética: un valor añadido de las instalaciones de control de humos

Un sistema de control de humos para un centro comercial se diseña bajo la hipotética situación de un fuego accidental. Sin embargo, cada vez más arquitectos, ingenieros y propiedades reconocen las virtudes que pueden ofrecer los sistemas de aireadores naturales instalados en un centro comercial: ahorro y eficiencia energética.
La apertura selectiva de los aireadores naturales (exutorios) instalados en un centro comercial satisface el aprovechamiento energético del aire exterior frente al aire interior del recinto. Controlar la ventilación natural de la galería comercial mediante un sistema de sondas de temperatura o bien conectando el sistema de aireadores al de climatización centralizado del centro comercial permite realizar un seguimiento y control de la temperatura en el interior del recinto sin consumo energético: se proporciona la renovación del aire interior refrescando el ambiente sin consumir más energía que la precisa para abrir los aireadores.
eficiencia energetica colt centros comerciales¿Por qué consumir energía constantemente mediante los sistemas de climatización y confort? El horario típico de apertura de un centro comercial es de 10:00h a 22:00h (salvo regulaciones locales). Considerando temporadas intermedias así como determinadas horas del día (primeras horas de la mañana, por ejemplo), la entalpía del aire exterior puede aprovecharse para refrescar el ambiente interior sin cargar gasto al consumo energético.
Del mismo modo, los aireadores que permiten la entrada de luz al recinto pueden ayudar a minimizar la iluminación artificial del centro comercial, y su consecuente ahorro en la factura energética.
Por último, las prestaciones técnicas de los equipos aireadores, cada vez más exigentes en cuanto a aislamiento térmico y acústico, favorecen su integración en envolventes eficientes energéticamente (cubiertas y fachadas).

Otras instalaciones en los centros comerciales: aparcamientos subterráneos

En los aparcamientos subterráneos de los centros comerciales, aquellos que no tengan la consideración de aparcamiento abierto, también se deberá instalar un sistema de control del humo de incendio, conforme se establece en el DB SI-3 Evacuación de ocupantes, apartado 8 Control del humo de incendio.
Si bien se consideran válidos los sistemas de ventilación conforme a lo establecido en el DB-HS 3 (extracción de un caudal de aire de 150 l/plaza×s con una aportación máxima de 120 l/plaza×s), la práctica demuestra que estos caudales previstos para satisfacer condiciones de salubridad suelen ser insuficientes en caso de incendio.control humos centros comerciales aparcamientos subterraneos parkings cpv scteh
Hasta que se disponga de normas españolas específicas, el CTE permite considerar adecuadas para su aplicación en los proyectos de instalaciones para el control del humo y el calor en aparcamientos, de forma no excluyente, las normas BS 7346-7 (británica) y NBN S 21-208-2 (belga).
A este respecto, dado que para aparcamientos el punto 2 del SI 3-8 admite como válidos los sistemas de ventilación conforme lo establecido en el DB HS 3, en ellos se considera también válida la aplicación del apartado 9 de la norma BS 7346-7, el cual se corresponde con el primer objetivo de su apartado 4.1, es decir, con la evacuación de humos durante el incendio o tras la extinción de éste, facilitando con ello la detección de eventuales focos secundarios, así como el retorno del edificio a su uso normal.

Conclusión

Los sistemas de control de humos en los centros comerciales no sólo garantizan el cumplimiento del requisito básico de seguridad en caso de incendio (permitir la evacuación segura de los ocupantes), sino que además aporta valor añadido en términos de eficiencia energética, pues su integración inteligente en los sistemas de climatización permite reducir el consumo de energía global en el edificio.
Por último, el uso de modelos computarizados para la simulación de un incendio es cada vez más común en edificios con geometría compleja, pues aporta mayor información del comportamiento y evolución del humo que mediante el uso de modelos estacionarios.