Archivo de la etiqueta: ahorro energético

Fachadas bioclimáticas: Campus de l’Université de Bordeaux (Burdeos, Francia)

EL PROYECTO

Se trata de una rehabilitación consistente en dotar a 6 edificios existentes del campus de l’Université de Bordeaux de una nueva fachada bioclimática. La fachada tradicional existente queda envuelta por una fachada de vidrio simple obteniéndose como resultado una doble piel vidriada que funcionará como un captador en invierno y como un ventilador en verano. Esta nueva piel además dota al edificio una nueva y renovada imagen.

CONCEPTO

Las fachadas bioclimáticas permiten regular térmicamente el edificio protegiéndolo de las inclemencias meteorológicas e implementando medidas pasivas que mejoran las condiciones de confort interior y comportan un ahorro energético.

La fachada bioclimática cambia a lo largo del año adaptándose al clima: en invierno, la fachada vidriada permanece cerrada absorbiendo la radiación solar que permite calentar de manera pasiva el interior del edificio. En verano, la fachada se abre en la parte superior e inferior y se crea una circulación de aire alrededor del edificio que ventila de manera natural los espacios interiores.

Otras ventajas importantes del sistema:

  • Disminuye las pérdidas de energía en invierno
  • Evita el sobrecalentamiento limitando la radiación solar directa en verano
  • Comporta un ahorro energético significativo (reducción del uso de sistemas de climatización mecánica)
  • Aporta iluminación natural
  • En renovaciones, permite dotar al edificio de una nueva imagen
OTCE MP - STRUCTURE

Imagen del edificio del Campus de L’Université de Bordeaux después de la intervención

FUNCIONAMIENTO

VENTILACIÓN:

Una fachada que se adapta al clima

Podemos diferenciar principalmente dos tipos de funcionamiento de la fachada bioclimática respecto a la ventilación: el funcionamiento en invierno y en verano.

Funcionamiento en invierno (Figura A)
En invierno, los aireadores situados en parte superior e inferior de la fachada permanecen cerrados. La piel exterior vidriada absorbe la radiación solar acumulando aire caliente que envuelve el edificio. Esto reduce las pérdidas de calor y limita el uso de la calefacción.

Funcionamiento en verano (Figura B)
En verano, la apertura de los aireadores en parte superior e inferior de la fachada bioclimática permite crear una corriente de aire fresco alrededor del edificio que ventila de forma natural y pasiva. Se evita conservar las aportaciones solares en la fachada lo que permite reducir el uso del aire acondicionado.

“La fachada bioclimática funcionará como un captador en invierno y un ventilador en verano”

Proyecto Colt Fachadas Bioclimaticas Universidad Burdeos

   Figura A                                                                     Figura B

En entretiempo, la posición de los aireadores se regula automáticamente en función de las temperaturas interiores y exteriores para optimizar el confort de los ocupantes y limitar el uso de sistemas de climatización mecánica. Para ello se contará con una central de climatización (GTC) que gestionará la apertura y cierre de los aireadores en una proporción de 30-70%.

SEGURIDAD EN CASO DE INCENDIO

Sistema de Control de Temperatura y Evacuación de Humos (SCTEH)
La fachada bioclimática tendrá otra función esencial: la evacuación del humo en caso de incendio.
Los aireadores estarán conectados a la central de incendios (CMSI) que al recibir la señal del sistema de detección, accionará la apertura del 100% de los aireadores (los que se encuentran en parte superior servirán para la evacuación de humos y los de parte inferior para la entrada de aire).

Los aireadores para el proyecto de renovación del Campus de l’Université de Bordeaux, situados en la parte superior e inferior de las fachadas bioclimáticas, han sido suministrados por Colt. Se trata de aireadores arquitectónicos de lamas Coltlite que ofrecen altas prestaciones y satisfacen al mismo tiempo las exigencias estéticas del proyecto. Las fachadas han sido encargadas a la empresa Acieroid y el despacho de diseño e ingeniería medioambiental Franck Boutté Consultants, ha llevado a cabo la implementación del concepto bioclimático.

4 1 3 Coltlite CLS.dwg

Detalle e imagen del aireador arquitectónico de lamas Coltlite de Colt situado en parte superior e inferior de las fachadas bioclimáticas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ask google

TwitterLinkedInGoogle+FacebookCompartir

El control de humos de incendio en Centros Comerciales: 4. Eficiencia energética y Aparcamientos subterráneos

En el último artículo de nuestra serie sobre el Control de Humos de incendio en Centros Comerciales, hablamos de eficiencia energética, aparcamientos subterráneos y exponemos las conclusiones finales de dicha serie.

La eficiencia energética: un valor añadido de las instalaciones de control de humos

Un sistema de control de humos para un centro comercial se diseña bajo la hipotética situación de un fuego accidental. Sin embargo, cada vez más arquitectos, ingenieros y propiedades reconocen las virtudes que pueden ofrecer los sistemas de aireadores naturales instalados en un centro comercial: ahorro y eficiencia energética.
La apertura selectiva de los aireadores naturales (exutorios) instalados en un centro comercial satisface el aprovechamiento energético del aire exterior frente al aire interior del recinto. Controlar la ventilación natural de la galería comercial mediante un sistema de sondas de temperatura o bien conectando el sistema de aireadores al de climatización centralizado del centro comercial permite realizar un seguimiento y control de la temperatura en el interior del recinto sin consumo energético: se proporciona la renovación del aire interior refrescando el ambiente sin consumir más energía que la precisa para abrir los aireadores.
eficiencia energetica colt centros comerciales¿Por qué consumir energía constantemente mediante los sistemas de climatización y confort? El horario típico de apertura de un centro comercial es de 10:00h a 22:00h (salvo regulaciones locales). Considerando temporadas intermedias así como determinadas horas del día (primeras horas de la mañana, por ejemplo), la entalpía del aire exterior puede aprovecharse para refrescar el ambiente interior sin cargar gasto al consumo energético.
Del mismo modo, los aireadores que permiten la entrada de luz al recinto pueden ayudar a minimizar la iluminación artificial del centro comercial, y su consecuente ahorro en la factura energética.
Por último, las prestaciones técnicas de los equipos aireadores, cada vez más exigentes en cuanto a aislamiento térmico y acústico, favorecen su integración en envolventes eficientes energéticamente (cubiertas y fachadas).

Otras instalaciones en los centros comerciales: aparcamientos subterráneos

En los aparcamientos subterráneos de los centros comerciales, aquellos que no tengan la consideración de aparcamiento abierto, también se deberá instalar un sistema de control del humo de incendio, conforme se establece en el DB SI-3 Evacuación de ocupantes, apartado 8 Control del humo de incendio.
Si bien se consideran válidos los sistemas de ventilación conforme a lo establecido en el DB-HS 3 (extracción de un caudal de aire de 150 l/plaza×s con una aportación máxima de 120 l/plaza×s), la práctica demuestra que estos caudales previstos para satisfacer condiciones de salubridad suelen ser insuficientes en caso de incendio.control humos centros comerciales aparcamientos subterraneos parkings cpv scteh
Hasta que se disponga de normas españolas específicas, el CTE permite considerar adecuadas para su aplicación en los proyectos de instalaciones para el control del humo y el calor en aparcamientos, de forma no excluyente, las normas BS 7346-7 (británica) y NBN S 21-208-2 (belga).
A este respecto, dado que para aparcamientos el punto 2 del SI 3-8 admite como válidos los sistemas de ventilación conforme lo establecido en el DB HS 3, en ellos se considera también válida la aplicación del apartado 9 de la norma BS 7346-7, el cual se corresponde con el primer objetivo de su apartado 4.1, es decir, con la evacuación de humos durante el incendio o tras la extinción de éste, facilitando con ello la detección de eventuales focos secundarios, así como el retorno del edificio a su uso normal.

Conclusión

Los sistemas de control de humos en los centros comerciales no sólo garantizan el cumplimiento del requisito básico de seguridad en caso de incendio (permitir la evacuación segura de los ocupantes), sino que además aporta valor añadido en términos de eficiencia energética, pues su integración inteligente en los sistemas de climatización permite reducir el consumo de energía global en el edificio.
Por último, el uso de modelos computarizados para la simulación de un incendio es cada vez más común en edificios con geometría compleja, pues aporta mayor información del comportamiento y evolución del humo que mediante el uso de modelos estacionarios.