Archivo de la categoría: Iluminación Natural

100% Colt International

Carta del CEO (Colt España S.A.)

Representa para mí un honor anunciar que el 15 de marzo de 2017 la sociedad Colt España S.A. pasó a ser participada al 100% por Colt International. De esta forma, la firma española se integra al completo dentro de Colt Group, renovando y afianzando su posición de liderazgo en el mercado nacional.

Sigue leyendo

TwitterLinkedInGoogle+FacebookCompartir

Aireadores de doble compuerta: comparativa de prestaciones térmicas y lumínicas

El objetivo del presente artículo es realizar una comparativa entre las prestaciones térmicas y lumínicas que ofrece el policarbonato con Aerogel/Nanogel en comparación con la opción de policarbonato PC32 que permite integrar el aireador de doble compuerta Colt Apollo.

Ejot Bad Laasphe 05_EN COSMOTRON_2

Para realizar dicha comparativa se toma como referencia los criterios de iluminación eficiente establecidos por un cliente en unas naves de almacén logístico:

  • Exutorios de policarbonato con un buen coeficiente de aislamiento térmico (U ≤ 1.31 W/m2K) y elevada transmisión de luz (LTV ≥ 64%).

El nanogel (en el mercado se presenta a través de diferentes nombres comerciales, nanogel/aerogel/etc) es una variante de gel de silicio (silica gel) que se combina con diferentes materiales para mejorar las propiedades térmicas y lumínicas de los mismos.
A pesar de que el nanogel no está clasificado como producto tóxico (según 67/548/EEC o 1999/45/EC), se debe prestar especial atención para prevenir cualquier contacto con la piel, así como evitar la inhalación del mismo, puesto que en ambos casos tendría afectaciones negativas graves en el cuerpo humano: irritación de la piel en el primer caso y afectación de las vías respiratorias en el segundo.
De la misma manera, la ficha de seguridad del producto indica que el nanogel se debe almacenar siempre en un lugar fresco y hermético, condiciones éstas que difícilmente se pueden dar si se integra dentro de paneles de policarbonato multicelular para ser instalados en cubiertas.
En este sentido, la combinación de paneles de policarbonato celular con nanogel ha sido una solución utilizada en el pasado con cierta asiduidad pero que actualmente tiende a estar en desuso debido a las incógnitas que presenta el comportamiento del material durante la vida útil del mismo, puesto que no se puede asegurar la ausencia de escapes de nanogel a través del policarbonato al ambiente interior de la nave, con las consecuencias negativas que ello conllevaría.

A continuación se muestra una tabla comparativa entre las principales prestaciones térmicas y lumínicas que ofrecen 2 tipologías de policarbonatos diferentes, susceptibles de cumplir con los requerimientos de la propiedad.

tabla policarbonato

detalle policarbonato

Detalle de sección transversal de aireador Colt Apollo con policarbonato PC32mm

A tenor de las prestaciones detalladas en la anterior tabla, ambos tipos de policarbonato cumplen con los requerimientos térmicos y lumínicos solicitados por la propiedad, si bien el policarbonato PC32mm (clear) del aireador Colt Apollo permite incluso mejorar los valores tanto de transmitancia térmica como lumínica.

Atendiendo a las incógnitas de comportamiento que presenta la utilización del nanogel en el interior del policarbonato, y que podrían llegar a derivar en afectaciones negativas graves al cuerpo humano, se recomienda descartar el uso de dicha solución en aireadores de evacuación de humos en caso de incendio.

Beneficios de la iluminación natural: Incorporación de lucernarios en edificios

En los parámetros de diseño básico de arquitectura eficiente, todo el envolvente y distribución gira alrededor de la optimización de la entrada de luz al interior de la edificación. A pesar de ello, a veces parámetros externos nos rigidizan e impiden una distribución eficiente de la entrada de luz, por orientación a norte o incluso la ausencia total de aperturas por causas externas.

Es en estos casos donde tenemos que re-direccionar la entrada “clásica” de aportación de luz al interior mediante aportación de luz cenital a través de lucernarios.

La incorporación de estos elementos permite hacer plantas más diáfanas y extensas sin el temor de distanciarnos demasiado de las fachadas y entradas de luz en fachadas.

lucernario cosmotron colt entrada luz natural cenital

Entrada de luz natural mediante Cosmotron.

La incorporación de lucernarios en un edificio cambia todo el concepto de comunicación de este con su entorno, pasando a tener una fachada nueva dentro del volumen del edificio. Y a través de la cual podemos hacer cualquier comunicación con el exterior en cualquier punto de la planta del edificio.
La inclusión de los lucernarios es óptima cuando estos forman parte de la base de diseño del edificio, pues permitirá así optimizar y aprovechar al máximo esta entrada de luz superior del edificio. A pesar de ello, la incorporación de lucernarios en edificios ya existentes siempre dará un resultado positivo al interior.

La entrada de luz natural al interior del edificio siempre aporta aspectos positivos tales como el ahorro energético en términos de iluminación interior, al poder prescindir de luz artificial si se realiza un buen dimensionado de la entrada de luz,  además de efectos tales como el bienestar para las personas que proporciona la luz natural.

Además la incorporación de aperturas en cubierta ayuda a reducir las aperturas a cara norte, las cuales normalmente siempre aportan aspectos negativos de transmitancia térmica al edificio manteniendo la entrada de luz natural al espacio y blindando el edificio en esas fachadas que son un punto negativo para el valor de eficacia del volumen.

La integración de estos elementos tiene que ser estudiada, pues la incorporación de un lucernario en una zona equivocada o un lucernario mal realizado, puede girar en contra del volumen, ya sea por la entrada descontrolada de sol al interior, una mala estanqueidad o bien pérdidas térmicas del volumen.

Peutie9

Lucernario de cubierta Cosmotron. Control lumínico mediante lamas Colt Solar C.

Por ese motivo siempre debemos incluir en estos puntos algún elemento de control solar, ya sea mediante un cristal que limite el paso del sol, o bien disponer de algún elemento que disuada el sol directo, para generar una luz indirecta y difundida. Además el sistema tiene que estar acorde con el valor de cerramiento del volumen, con un valor de transmitancia U como mínimo igual que el resto de la edificación, y que estas perforaciones jamás sean un puente térmico para el volumen.

Además si a este elemento le incorporamos algún mecanismo de apertura y aprovechamos el lucernario como punto de extracción de calor del interior, le daremos al edificio LUZ, AIRE Y VIDA al interior, únicamente estudiando la nueva forma de comunicarnos con el exterior, mejorando el rendimiento térmica y lumínicamente con un coste energético 0.